» » Cómo ayudar a las madres menores de edad

Cómo ayudar a las madres menores de edad

El problema de la maternidad de menores se está volviendo más urgente. Después del nacimiento de un niño, muchas niñas no pueden soportar de manera independiente la carga que les ha caído encima. Por lo tanto, las madres menores de edad, como ninguna otra, necesitan asistencia multidimensional.
Hay muchas razones diferentes por las cuales las jóvenes asumen el estatus de madre. La causa puede ser relaciones íntimas indiscriminadas, violación, embarazo como una solución a los problemas, el deseo, el beneficio o simplemente la reestructuración psicológica del individuo. En cualquier caso, el embarazo a una edad temprana no siempre es bienvenido. El ambiente circundante de las niñas embarazadas por lo general reacciona bastante bruscamente a su posición inusual. Las madres menores de edad, que se meten en una situación de estrés, necesitan un apoyo multidimensional: psicológico, médico, social y legal.

Ayuda psicológica


La ayuda psicológica se puede atribuir a consultas destinadas a reducir el nivel de ansiedad. A menudo, las madres jóvenes temen no poder criar adecuadamente a un hijo o simplemente no pueden garantizar su existencia. Se necesita apoyo psicológico para que la madre sienta que ese estado emocional es típico de muchas mujeres. No termine la vida del niño, confiando en sus dudas. La terapia grupal es un método común de ayuda psicológica. Está diseñado para compartir experiencias, pensamientos y recomendaciones útiles. Tales reuniones pueden reducir el nivel de agresión de las madres a cualquier factor circundante. La terapia individual también enseña la autorregulación, la formación del apego materno, el desarrollo de la voluntad.

Asistencia médica y social


A la asistencia médica y social se le puede atribuir el entrenamiento para la maternidad en las primeras etapas del embarazo. Por lo general, tales consultas se llevan a cabo sobre la base de centros de planificación familiar, en consultas de mujeres. Esto también incluye atención médica y preventiva. Este tipo de cuidado se lleva a cabo para preservar la salud del feto. La atención preventiva también incluye asesoramiento sobre la negativa del niño, así como la identificación de enfermedades genéticas. La siguiente etapa de la asistencia médica y social es la prestación de servicios médicos directamente en el momento del parto y la protección de la salud del recién nacido.

Asistencia social


Para la atención social de las madres adolescentes incluir una suma global al nacimiento del niño, la licencia de maternidad (no menos del 40% del salario), la prestación por cuidado de un año y medio, el beneficio para las mujeres que se registraron al menos tres meses de embarazo.

Asistencia jurídica


La asistencia legal consiste en proporcionar la información necesaria sobre los derechos y deberes que tendrá una niña menor como madre. Además, la joven madre recibe información sobre los derechos que tendrá su hijo. Hay una plena familiarización con la Convención sobre los Derechos del Niño y la Declaración Universal de Derechos Humanos.