» » Conciencia como un reflejo de ser

Conciencia como un reflejo de ser

Dependiendo de las condiciones de vida de una persona, estado social, tipo de actividad laboral y comunicación con otras personas, se forma el llamado producto de la sociedad: la conciencia, que no es más que un ser consciente.

La conciencia como una propiedad de la materia cerebral


La conciencia es una forma de ser ideal, la capacidad de una persona para percibir el mundo circundante con la ayuda del cerebro. La conciencia evoca diferentes emociones y pensamientos, por lo tanto, por así decirlo, hace que una persona conozca el entorno. Además, la necesidad de una actividad práctica requiere que una persona piense, analice y saque conclusiones. Como resultado de estas manipulaciones y reflexiones, una persona, basada en sus necesidades, forma su modelo mental de ser. La conciencia está estrechamente relacionada con el habla y el lenguaje. Después de todo, sin la base de la formación del lenguaje, una reflexión y expresión generalizada es imposible. Ni el lenguaje de señas ni las expresiones faciales pueden expresar la transmisión y el intercambio de información.

Consciente e inconsciente


La psique humana puede tener una forma consciente e inconsciente. La conciencia se caracteriza por un alto nivel de desarrollo de la psique humana. La función principal de la conciencia es el conocimiento más profundo de la naturaleza, la sociedad y el hombre.

La estructura de la conciencia humana está llena de una gran cantidad de procesos cognitivos, con su ayuda, una persona repone continuamente su conocimiento y experiencia. Estos son procesos como sensación y percepción, memoria, imaginación y pensamiento.

A través de sensaciones y percepciones en la conciencia humana, se forma una imagen del mundo, tal como es visible para el hombre en este momento. La memoria renueva el pasado en la mente, la imaginación construye modelos e imágenes de las formas de las necesidades que están ausentes en la actualidad. Sin embargo, pensar soluciona los problemas usando el conocimiento generalizado. El llamado inconsciente es una parte indispensable de la actividad mental de cada persona. Desde el punto de vista científico, la comprensión del inconsciente tiene dos tipos principales: la teoría del psicoanálisis y la teoría de una actitud psicológica inconsciente.

El psicoanálisis estudia la conciencia y el inconsciente, como elementos excluyentes entre sí de la actividad mental. Y la psicología de la instalación toma como base la idea de la psique integral y se basa en la idea de la unidad de la personalidad de la persona. El inconsciente es el mundo de reflexión de la psique, esta interacción de fenómenos psíquicos involuntarios, es un sistema de reacciones reflejas congénitas y, finalmente, es un fenómeno psíquico humano que se caracteriza por las condiciones de la conciencia humana. Al ser un producto público, la conciencia es inherente solo en las personas. Los animales están privados de conciencia.