» » Cómo moderar el apetito

Cómo moderar el apetito

Probablemente, todos al menos una vez en su vida soñaron con perder un par de kilos de más. Vamos a torturarnos con dietas, deportes excesivos, mientras que podríamos comenzar a echar un vistazo más de cerca a lo que comemos y cómo. La absorción excesiva de los alimentos lleva a la aparición de formas magníficas, de las que luego comenzamos a deshacernos cuidadosamente. ¿Cómo puedes moderar tu apetito para mantenerte en forma sin dañar el cuerpo?

La instrucción


1. De una vez por todas, olvídate de los bocadillos con panecillos favoritos del buffet, los dulces que trajo el amigo y otros dulces. Como regla, tales refrigerios colectivos son acompañados por conversaciones alegres, y perdemos control sobre cuánto comimos. El resultado es obvio, bueno, o en los lados. Por lo tanto, si ve televisión, lee un libro, chatea con amigos, no hay bocadillos apretados. Es mejor comer una manzana, unas pocas nueces o frutas secas. Y come la comida básica en un ambiente tranquilo. Y a más tardar 3 horas antes de acostarse

2. Desde hace mucho tiempo se ha observado que las damas casadas son más completas que sus amigas solteras. El hecho es que, cubriendo la mesa para la cena, las mujeres imponen en sus platos de comida exactamente lo mismo que a un hombre amado. Y comienzan a crecer fuerte. Por lo tanto, recuerde cuánto puso en su plato, y ponga dos veces menos

3. La comida principal debería tener lugar por la mañana, este es su desayuno. Come huevos, sí, incluso sándwiches, si te gustan mucho, pero solo, por la mañana. Entonces, aliente todos los procesos metabólicos del cuerpo para que funcionen. No sin razón es el proverbio "Usted come el desayuno usted mismo, el almuerzo se despoja con un amigo, y le da la cena al enemigo".

4. Media hora antes de una comida, bebe un vaso de agua tibia. Solo que no volea, pero lentamente, con placer. Entonces, al momento de comer, comerá mucho menos. Y el cuerpo se acostumbra rápidamente a pequeñas porciones.

5. Deja de torturarte con las dietas: después de dejar la dieta, el cuerpo no solo ganará kilos perdidos de nuevo, sino que también "traiga amigos": ganará peso rápidamente, todo el tiempo lo querrá comer. Como resultado, comerás mucho.

6. Trate de comer con menos frecuencia frito, harinoso, picante y especiado. Reemplace estos platos con vegetales, al vapor, al vapor. Por supuesto, no debes renunciar a tu pollo favorito con una costra crujiente, solo cómelo una vez a la semana.

7. Olvídate de la comida rápida, que consiste enteramente de grasas dañinas. Pero las vitaminas, los tés útiles, las decocciones y las infusiones, que reducen el apetito, se toman con más frecuencia. Por ejemplo, una decocción de perejil fresco, infusión de menta, té verde.

Consejos útiles


Y los expertos te aconsejan que escuches buena música mientras comes. Entonces, incluso una pequeña porción, comerás con placer.