» » Cómo elegir los patines

Cómo elegir los patines

Los patines han dejado de ser atributos de invierno. Hoy son relevantes todo el año, ya que muchas ciudades tienen sus propias pistas de patinaje. Los patines tienen varias características. Como todos los patines, las figurillas consisten en una bota y una cuchilla. La hoja tiene dientes en la parte delantera, ya que los patinadores también se mueven sobre los dedos de los pies, y los dientes permiten a los atletas saltar, lo que hace que su patinaje sea aún más interesante. Por supuesto, los dientes necesitan aprender cómo usarlos. Un jugador de hockey, por ejemplo, será difícil de hacer, porque está acostumbrado a rodar sobre hojas lisas y rectas. Otra característica de la figura skate es que el talón distribuye correctamente el centro de gravedad del atleta.

2. La parte superior de la bota a menudo está hecha de cuero. Se estira perfectamente, se mantiene abrigada y al mismo tiempo toma la forma anatómica de la pierna del patinador. Los zapatos profesionales son más rígidos y están hechos de varias capas de cuero.

3. Desde el revestimiento depende de la comodidad durante el esquí, por lo que al elegir patines de figura, debe prestar atención a esto. Los zapatos profesionales tienen un relleno suave y ergonómico, jugando un papel de amortiguación. En los patines para aficionados, la junta también sirve como calentador.
La suela del zapato puede ser de plástico o cuero. El cuero absorbe mejor y mantiene el calor, pero el plástico es mucho más fácil.

4. La altura del arranque ahora no es un plus. Por el contrario, cuanto más bajos sean los zapatos, más fácil será ponerse en cuclillas. Pero zapatos bajos: esta es la suerte para los profesionales, los amantes son mejores para no arriesgarse a la dislocación del tobillo.

Cuando lo ajuste, asegúrese de usar un calcetín, pero no muy grueso. El zapato debe ser cómodo para que no frote nada en ninguna parte. Ate su zapato, mueva su pie. Si no se mueve en el arranque, el talón está firmemente fijado, entonces esta es una opción ideal. A la menor incomodidad, mida a los demás. ¡Y recuerda que no puedes llevar zapatos para crecer!